Las operaciones hipotecarias suben más de un 32% en julio

Parece que la recuperación económica se está empezando a notar a pie de calle. Y es que, el crédito que las entidades financieras destinan a aquellas personas que quieren adquirir una vivienda continua fluyendo de una manera constante.

De hecho, el segundo trimestre del año, el Instituto Nacional de Estadística (INE) dio un dato revelador. Con respecto al mismo periodo del año anterior, se habían formalizado un 16,5% más de hipotecas. Un hecho que invitaba al optimismo, el cual, como vamos a ver a continuación, se ha visto refrendado a tenor de los últimos datos que este mismo organismo ha ofrecido.

Los sorprendentes datos del mes de julio

El camino que marcó el segundo trimestre del año se ha visto confirmado en este pasado mes de julio. No en vano, según el INE la firma de hipotecas se ha visto incrementada en un 32,9% con respecto al mismo periodo que el año anterior. Un repunte que ya se han lanzado a analizar las distintas organizaciones de consumidores. ¿Estaremos de nuevo volviendo a la bonanza económica de hace una década?

La fría interpretación de los datos

En un primer momento se podría pensar que esta recuperación es algo puntual. Sin embargo, en palabras de Beatriz Toribio, responsables de estudios financieros de Fotocasa “la mejora que está experimentando la economía española, unida a los bajos tipos de interés, está haciendo que el mercado inmobiliario no solo se esté recuperando sino que avance a buen ritmo”.

Sin embargo, si se analiza este dato puntual del pasado mes de julio, muy positivo eso sí, que ha supuesto la firma de 24.863, de manera global, podemos observar que todavía está muy lejos del dato del mes de julio del año 2006, justo antes de estallar la burbuja inmobiliaria. Y es que en ese mes de ese año, se cristalizaron un total de 108.000 hipotecas. Algo que no hace otra cosa que devolvernos a la realidad y hacernos ver que todavía queda mucho camino por recorrer.

Un repunte muy heterogéneo

Como era de esperar, este dato no ha sido igual de positivo en todas las comunidades autónomas de la geografía española. Si nos vamos a las comunidades que han presentado un mayor aumento en la firma de hipotecas sobre viviendas, tenemos que acudir a Asturias, con un 260,9%, a La rioja, con un 118,8% y a Castilla La Mancha con un 54,6%.

Aquí se puede observar como tanto la zona norte de la Península Ibérica como la zona sur tienen unos grandes datos en contra de los pronósticos, los cuales, apuntaban a que las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, junto con las comunidades autónomas del norte, serían las más beneficiadas de la recuperación económica.

Sin embargo, el buen hacer de las entidades financieras en medios rurales como puede ser el caso de Asturias y Castilla La Mancha ha hecho que los usuarios puedan tener acceso a una financiación en unas condiciones favorables para ambas partes.

La previsión a medio plazo

Como no podía ser de otro modo, los expertos ya han comenzado a hacer sus cuentas y sus vaticinios al respecto. Unos pronósticos que si bien es cierto no son tan buenos como estos que hemos comentado en estas líneas, siguen siendo favorables y nos permite ponernos sobre la certeza de la recuperación económica.

Eso sí, este escenario tan halagüeño está condicionado a una disminución progresiva del paro así como a una subida moderada de los salarios. De otra manera no se concibe que los futuros propietarios de viviendas puedan tener acceso a una financiación en buenas condiciones.

Unas condiciones, por cierto, que tendrán que seguir mejorando y en las que tendrán que seguir trabajando las entidades financieras españolas con el objetivo de continuar con el flujo de crédito que se está observando. Quizá los beneficios no sean tan elevados como hace una década pero de lo que no hay duda es de que pueden ser constantes.

2017-11-14T17:15:11+00:00 13 noviembre, 2017|Sin comentarios